La cuarentena ha afectado la vida de todos. El encierro obligatorio, la incertidumbre y el miedo al virus nos afectan psicológicamente, pero también cambian nuestros hábitos, y esto puede conducir a una deficiencia de vitaminas esenciales para mantener nuestra salud: la vitamina B12 y la vitamina D. Conozcámoslas para prevenir su falta y la necesidad de un análisis de vitaminas en sangre.

La vitamina B12

Análisis de vitaminas B12

Esta vitamina, también llamada cobalamina, es clave para la salud de las neuronas y la producción de glóbulos rojos en la sangre. Además, ayuda al metabolismo y favorece la creación del ADN. Todo esto suena muy importante, y lo es: tener niveles bajos de esta vitamina puede conducir a anemia y problemas neurológicos.

¿Y por qué tendría niveles bajos de vitamina B12 en cuarentena?

Es muy común escuchar que los cambios producidos por la cuarentena han trastornado los hábitos alimenticios. Y la vitamina B12 se ve claramente afectada por la nutrición. Las personas veganas o vegetarianas estrictas prescinden de muchos alimentos que proporcionan esta vitamina esencial,
que se puede encontrar en la carne de res, de aves, mariscos, huevos y lácteos.

La vitamina D

Análisis de vitaminas D

La vitamina D es el nutriente más importante en el proceso de absorción de calcio, que es el mineral del que se componen nuestros huesos y dientes. Además, influye en la producción de serotonina, un neurotransmisor que nos ayuda a regular el estado de ánimo y el apetito. Con niveles bajos de esta vitamina, las personas pueden sufrir de osteoporosis, depresión, y defensas
bajas.

La vitamina del sol

Se la llama comúnmente así, ya que entre el 80% y el 90% de esta vitamina lo obtenemos por el contacto con la luz solar. El encierro impuesto por la cuarentena puede incidir en una reducción de la producción de la vitamina D, porque el contacto directo con el sol baja significativamente. Tomar sol a través de una ventana no es una solución, ya que los rayos UVB, necesarios para crear la vitamina, son bloqueados en su mayoría por los cristales.

Es por eso que lo ideal es que, manteniendo las normas sanitarias, intentes buscar modos alternativos de pasar al menos 15 minutos, tres veces por semana, en contacto directo con el sol, sin protector solar, y exponiendo la mayor cantidad de piel posible. Utilizar una terraza, un balcón, o pasar tiempo con la ventana abierta, será suficiente.

Podemos colaborar con el suministro a través de la alimentación, consumiendo hígado animal, algunos tipos de pescado como sardina y salmón, lácteos y huevos. Sin embargo, de la alimentación obtenemos el 20% como máximo, con lo que no conviene confiar solo en ella.

Análisis de vitaminas

¿Qué hago si creo que tengo una deficiencia de vitamina D o vitamina B12?

En principio, como siempre, te recomendamos que hagas una consulta médica lo antes posible. Existen suplementos dietarios que nos permiten completar el faltante de estas vitaminas, pero es nuestro médico o nutricionista el que tiene que recomendárnoslo.

Contando con la orden médica, podés constatar los niveles de estas vitaminas desde la comodidad de tu hogar, ya que Rh+ ofrece la extracción y transporte hasta el laboratorio para análisis de sangre que miden estos valores.

×